//
archives

Bibliografía

This category contains 13 posts

Lectura de fin de semana : Ajedrez

La Biblioteca de la Facultad de Ingeniería tiene el agrado de informar que su Colección Recreativa recibió una donación de libros especializados en ajedrez. Los mismos cubren análisis de las distintas piezas, etapas del juego (aperturas, juego medio, finales y tablas), jugadas, estrategias de ataque y defensa, partidas y jugadores famosos, información relacionada (diccionario, mitología, reglamentos), y novelas inspiradas en el juego.

Los libros de esta donación están disponibles para préstamo por dos semanas a todos los usuarios del Sistema de Bibliotecas Universitarias (BiUR).

Abriendo los archivos adjuntos a continuación, se puede leer un listado somero de autores y títulos.

poster ajedrez dark

poster ajedrez light

Esta noticia nos involucra en varios aspectos. Uno de ellos es como miembros de la comunidad bibliotecológica en general y del Servicio de Bibliotecas Universitarias en particular. Otro, es como donantes de dicha colección.

Tenemos la convicción profunda y personal de que el conocimiento debe llegar a quienes lo necesitan, y que los libros, como agentes comunicadores, no deben ser considerados caprichosamente como objetos personales.

La propietaria original de los casi cincuenta libros que conforman esa donación, jugadora entusiasta y sagaz coleccionista, fue una personalidad extremadamente influyente en nuestro crecimiento personal. No compartimos su pasión por el ajedrez, pero sí por la reflexión y el estudio, y opinamos que ofrecer estos libros a un mayor público es la mejor forma de conservarlos.

Quizás en un tiempo otras donaciones de libros de la misma temática acrecenten y fortalezcan la colección. Quizás en un tiempo estos libros se hayan estropeado por el uso normal y la colección se desintegre. En nuestra perspectiva de donantes nos preocupa mucho más el impacto a corto plazo; que los libros se puedan leer y disfrutar, y que lleguen a quienes de otra forma no podrían acceder a ellos.

Hasta donde sabemos no existen precedentes en la divulgación de los contenidos de las colecciones de las bibliotecas universitarias. El diseño de los posters web y para imprimir en formato A3 es de Carlos (Beto) Gómez. La iniciativa de la biblioteca recreativa en Facultad de Ingeniería es de Claudia Bordón. La donación fue una decisión común entre Andrea Lettieri y Julia Demasi. La propietaria original fue Laura (Marga) Freire de Lucchini.

Centenario del nacimiento de Alan Turing

Alan Turing leyendocopyright desconocido, via Awesome People Reading

El pasado 23 de junio se cumplieron cien años del nacimiento de Alan Turing, considerado por muchos como el padre de la computación moderna. A continuación se puede leer nuestra traducción de un artículo publicado en el blog de historia de la ciencia de la British Library, links a trabajos originales en Timbó, y otros recursos de interés.

Centenario de Alan Turing

por Thomas Lean, entrevistador de Made in Britain:

Hoy se cumplen cien años del nacimiento de Alan Turing, matemático, lógico, resolvedor de códigos de guerra, y científico de computación. Ampliamente reconocido como uno de los padres de las ciencias de computación y la inteligencia artifical, la investigación en matemática de Turnig durante la década de 1930 lo llevó al concepto de la Universal Turing Machine, la máquina universal de Turing, una idea que predecía la capacidad de llevar a cabo cualquier tarea para la que estuvieran programados por parte de programas de computadora. Pasó la Segunda Guerra Mundial trabajando en un proyecto ultra secreto rompiendo códigos en Bletchley Park, elaborando la Turing-Welchman Bombe, para automatizar parte del proceso de decriptación de códigos alemanes. Terminada la guerra se unió al National Physical Laboratory (NPL) donde diseñó uno de los primeros programas de computación, el Automatic Computing Engine (ACE).

Al ver frustrados sus intentos por conseguir que el NPL construyera el ACE, Turing pasó a trabajar en la Universidad de Manchester, la que recientemente había terminado el primer programa de computadora operativo del mundo. En Manchester llegó a ser director ejecutivo del laboratorio de computación en 1949 y trabajó en desarrollo temprano de software y biología matemática. En 1950 presentó la famosa idea del Test de Turing para definir un estandar por el cual una máquina pudiera ser juzgada como inteligente. Esta corriente de ideas fue segada trágicamente. En 1952, en una época en la que los actos homosexuales eran ilegales en Gran Bretaña, Turing fue condenado por mantener una relación sexual con otro hombre. Como resultado perdió su autorización de seguridad para trabajar con códigos, y fue castrado químicamente con inyecciones de hormonas, que le causaron gran incomodidad. Falleció en 1954 luego de comer una manzana envenenada con cianuro, en un caso de suicidio aparente.

Popularmente considerado como un personaje brillante, aunque a veces eccéntrico, Turing se ha convertido en uno de los pioneros de la computación más célebres. Sin embargo, quizás debido a su temprana muerte a los 41 años de edad, Turing a veces parece pertenecer a una era más distante aún. De hecho muchos de los contemporáneos de Turing aún están vivos, y varios han sido entrevistados como parte del proyecto An Oral History Of British Science. Habitualmente solicitamos a los entrevistados que describan a sus colegas, famosos o no, y como era de esperar Turing aparece frecuentemente como actor de reparto en las historias de vida de nuestro proyecto. [En el link al artículo original] se pueden escuchar menciones de Geoff Tootill y de Tony Brooker.

A través del Portal Timbó se pueden acceder a algunos artículos originales de Alan Turing. Los links funcionan solamente desde las instituciones autorizadas

Computability and λ-Definability. The Journal of Symbolic Logic, (1937) 2 (4): 153-163.

Rounding-off errors in matrix processes. The Quarterly Journal of Mechanics and Applied Mathematics, (1948) 1 (1): 287-308.

Computing machinery and intelligence. Mind : A Quarterly Review of Psychology and Philosophy, (1950) 59 (236): 433-460.

The Chemical Basis of Morphogenesis. Philosophical Transactions of the Royal Society B, (1952) 237 (641): 37-72.

Solvable and unsolvable problems. Science News, (1954) 31: 1, 3-4.

Otros:

El infaltable aporte de Letters of Note de Sawn Usher: Yours in distress, Alan

The Guardian: Turing suicide enigma challenged

BBC – History : Alan Turing

Andrew Hodges: The Alan Turing Homepage

The Turing Achive for the History of Computing

UK Mathematics Trust: The Alan Turing Year

Stanford Encyclopedia of Philosophy: Alan Turing

Volver a la página de la Biblioteca.

Honestidad intelectual bajo la lupa: Retraction Watch

Copyright: Walt Disney Studios, 1940.

La deshonestidad intelectual en todas sus formas (plagio, apropiación de información, uso de datos no confirmados o inventados, etc.) es un problema de gran prevalencia en la academia. En muchos casos es el producto de mala intención aunque en otros es desconocimiento.

Para entender qué formas puede adoptar la deshonestidad intelectual y cuáles son las consecuencias, a veces terribles, de esta forma de accionar es interesante ver las disculpas (“retractions”) de las revistas científicas al anular un artículo publicado que, a posteriori, se descubre que de alguna forma no cumple con las normas éticas propuestas.

El blog Retraction Watch, llevado por dos editores de revistas científicas, publica periódicamente disculpas de revistas escritas en inglés. Las razones por las que se retiran artículos son variadas: datos no verificados, robados de otro laboratorio, no originales, o incluso, papers mencionando autores que no estaban involucrados, pero cuyo nombre facilita la aceptación para publicación, lleva, al menos, a reflexionar sobre la responsabilidad académica en estos tiempos de publish or perish.

Para escandalizarse, reflexionar, y quizás, para propender a un futuro de la academia donde las revistas y las empresas que las publican tengan menos poder de decisión.

retractionwatch.wordpress.com

Volver a la página de la Biblioteca.

Catalogata mayo 2012

Kathy Winkler. Todos los derechos reservados.

Libros ingresados al catálogo de la biblioteca del IIE en el sistema Aleph, durante mayo de 2012. Los libros con un (*) están en préstamo a largo plazo.

C++ GUI programming with Qt 4 /Jasmin Blanchette, Mark Summerfield. —    Upper Saddle River, NJ : Pearson Hall in association with Trolltech Press, c2006.

Nonparametric functional data analysis :theory and practice /Frederic Ferraty, Philippe Vieu. —    New York : Springer, c2006. (*)

PCI system architecture /Mindshare, Inc. ; Don Anderson, Tom Shanley. —    Reading, MA : Addison-Wesley, c1999.

The student’s guide to VHDL /Peter J. Ashenden. —    San Francisco : Morgan Kaufman Publishers, c1998.

Time-frequency analysis /Leon Cohen. — Englewood Cliffs, N.J : Prentice Hall PTR, c1995. (*)

Smart grid :fundamentals of design and analysis /James Momoh. — Hoboken, N.J. : Wiley, 2012. (*)

Digital audio signal processing /Udo Zolzer. —  Chichester, U.K. : Wiley, 2008. (*)

Network control and optimization :second Euro-NF workshop, NET-COOP 2008, Paris, France, September 8-10, 2008 : revised selected papers /Eitan Altman, Augustin Chaintreau (Eds.).

DAFX :digital audio effects /edited by Udo Zolzer ; [contributions by] Xavier Amatriain … [et al.]. —    Chichester ;   New York, N.Y. : Wiley, c2002. (*)

The scientist and engineer’s guide to digital signal processing /by Steven W. Smith. San Diego, Calif. : California Technical Pub., c1997. (*)

Digital processing of speech signals /Lawrence R. Rabiner, Ronald W. Schafer. Englewood Cliffs : Prentice-Hall, 1978. (*)

The audio programming book /edited by Richard Boulanger and Victor Lazzarini ; foreword by Max V. Mathews. —    Cambridge, Mass. : MIT Press, c2011. (*)

Signal processing methods for music transcription /Anssi Klapuri, Manuel Davy, editors. —    New York : Springer, c2006. (*)

Reconocimiento automático del habla /Casacuberta Nolla,Francisco, Enrique Vidal Ruiz. Barcelona : Marcombo, 1987. (*)

Time-frequency analysis :concepts and tools /edited by Franz Hlawatsch and Francois Auger. —    London : ISTE ;   Hoboken, NJ : Wiley, 2008. (*)

Discrete-time speech signal processing :principles and practice /Thomas F. Quatieri. —    Upper Saddle River, NJ : Prentice Hall, c2002. (*)

La publicación de la ilustración del post del día de hoy fue amablemente autorizada por su creadora, la Sra. Kathy Winkler de Sterling Heights, Michigan, Estados Unidos. Fue tomada el 29/03/2012 en la Biblioteca Pública de Detroit. Visite la galería de fotos de Kathy Winkler en Flick: http://www.flickr.com/people/kathytimmystudio/

The use of today’s featured picture was kindly permitted by its creator, Mrs. Kathy Winkler of Sterling Heights, Michigan, United States. It was taken on 03/29/2012 at the Detroit Public Library. Visit Kathy Winkler’s gallery in Flickr: http://www.flickr.com/people/kathytimmystudio/

Volver a la página de la Biblioteca.

Actualización del sitio de la Biblioteca

Alan Chia, Lego Color Bricks, via Wikimedia Commons

Hemos agregado contenidos a la sección Archivo de Presentaciones, de nuestro sitio institucional.

Las presentaciones son los archivos en formato pdf que utilizamos para ilustrar las charlas que damos dos veces al año en el curso Taller de Proyecto, y que también excepcionalmente dimos en la Facultad de Humanidades y en una jornada en Antel. Son bastante parecidas entre sí, por lo que están sólo las más recientes.

Creemos que es de nuestra incumbencia fomentar el uso de los recursos bibliográficos mediante charlas abiertas. Si bien no tenemos ninguna medida concreta de la efectividad de este método, opinamos que una actitud proactiva de la biblioteca en lo que refiere a la alfabetización informacional es de rigor. Mediante la publicación de estos materiales esperamos alcanzar un poco más allá de los asistentes a las charlas.

Todos los comentarios son bienvenidos.

Volver a la página de la Biblioteca.

Estantes distantes

F is for finding fiction, Joel Robison

Desde que empezamos a trabajar en la biblioteca del IIE, hace 11 años ya, notamos una situación que nos generaba varios conflictos en nuestra forma de trabajar. En nuestra forma de ver las cosas, la biblioteca es un espacio que garantiza el acceso a la información (contenida en libros, revistas, informes) al público. Para ello es necesario que los libros estén en los estantes, o al menos, facilmente disponibles.

El problema es que la mayoría de los libros que se han adquirido en estos últimos años fueron seleccionados por docentes, que además proveyeron la financiación, y que hacen uso extensivo de ellos. Además, en la mayoría de los casos, son libros que pocas veces o ninguna se consultan.

Pero por otro lado el espacio de la biblioteca es muy limitado, y no hay lugar para alojar nuevos libros sin descartar ítems ya existentes. Reclamarlos no parece una idea muy inteligente, pues.

Luego de pensarlo y discutirlo con la dirección del instituto, y teniendo en cuenta las facilidades que nos da el programa Aleph, decidimos prestar los libros por lapsos muy largos a docentes. Algo así como “estantes distantes”, que los libros estén a disposición de quien los usa pero también seguirles el rastro desde la biblioteca.

Y, lo más importante, resolver el ocasional préstamo a otros usuarios.

Por eso, a partir del mes de mayo haremos un relevamiento de los libros en las oficinas del IIE y los prestaremos a docentes, quienes serán los responsables por los libros a su nombre.

El préstamo se hará de forma semestral. Nos parece un lapso sensato para pasar revista a lo que sigue en la oficina, cambió de lugar o se perdió, o si el titular del préstamo no está en el país o tiene un horario menor; es decir, si ya no es realmente un responsable.

Cuando un usuario pide en la biblioteca un libro en préstamo se contactará al docente, y si puede prescindir del libro entonces se devuelve a la biblioteca y se presta al usuario. Si el docente quiere prestar un libro que tiene en su oficina también puede hacerlo, pero tiene que tomar nota de algunos datos y comunicarlos a biblioteca (puede ser en un mensaje electrónico o papel).

Los datos que se necesitan son:

– cédula del docente que presta,

– cédula del usuario,

– correo electrónico del usuario,

– número de inventario del libro, y

– primer autor del libro.

Si el usuario no está registrado en la biblioteca, entonces el libro quedará en préstamo a la persona que lo prestó.

Si parece poco razonable prestar a personas que no están registradas o sin el consentimiento del docente registrado, es porque realmente es mejor evitarlo.

Volver a la página de la Biblioteca.

Normativa para filiación de autores de la Universidad

via Municipio B

Un gran problema que surge al intentar recopilar la información publicada por docentes de las distintas dependencias de la Universidad de la República en bases bibliográficas internacionales, es la diversidad con la que figura la filiación. “UdelaR”, “University of the Republic”, “Universidad Mayor del Uruguay” son algunos ejemplos.

La base de datos IEEE, que revisamos anteriormente, toma la filiación tal cual la ponen los autores, mientras que Scopus, que también revisamos, realiza un valiosísimo intento de unificar todas las filiaciones idénticas aunque estén expresadas de forma distinta.

Para solucionar ese problema se aprobó recientemente un nuevo artículo al Estatuto del Personal Docente al respecto:

“Capítulo IV – Disposiciones Varias
Artículo 84º – Toda publicación realizada por el personal docente de la Universidad de la República que se relacione con su actividad académica dentro de la Universidad deberá indicar tal circunstancia.

El formato que deberá emplear es el siguiente: “Grupo, Facultad, Universidad de la República, Uruguay”. La mención de la Universidad de la República será obligatoria, y deberá escribirse en español, los otros dos campos serán opcionales.

El término publicación alcanza a cualquier forma de difusión de la actividad académica del docente (artículos, libros, informes y otras que existan o puedan crearse), en todos los formatos (impresos, digitales, y otros que existan o puedan crearse).

Las publicaciones que se realicen como resultado de cualquier tipo de financiación otorgada por la Universidad de la República, deberán así indicarlo en forma expresa.”

(via Noticias de Facultad de Derecho).

Deberán tomarse decisiones con respecto a los institutos de la Facultad, donde la filiación tendría cuatro campos (grupo, instituto, facultad, universidad) y cómo mencionar a los grupos de dos institutos y los de dos facultades, por ejemplo el Núcleo de Ingeniería Biomédica con Facultad de Medicina, y el Grupo de Procesamiento de Audio con la Escuela de Música.

Y claro, una vez que se toma la decisión, apegarse a ella.

Gracias a Julio Pérez por llamar la atención sobre esta nueva normativa.

Volver a la página de la Biblioteca.

Referencias bibliográficas: Perspectiva histórica

Mundaneum via Spiegel Online

Describir de forma inequívoca obras que no están presentes es una preocupación que tiene larga data. El listado bibliográfico más antiguo que se conoce fue escrito por Calímaco aprox. en el año 250 AC y describe las existencias de la Biblioteca de Alejandría (1). También sobreviven catálogos de manuscritos de bibliotecas monásticas, escritos por monjes bibliotecarios medievales.

En la segunda mitad del siglo XIX comenzaron a distinguirse dos caminos de la descripción bibliográfica: la que refería a las obras existentes en una biblioteca o conjunto de bibliotecas (el catálogo) y la que refería a las obras conteniendo conocimientos en cierta área (la bibliografía). Estas corrientes de desarrollo, que fueron y siguen siendo muy cercanas, tuvieron dos escenarios diferentes siendo los teóricos de la catalogación en su mayoría norteamericanos, y los de la bibliografía, europeos. También vale mencionar que fue recién a finales del 1800 dejaron de usarse los cuadernos como catálogos; aunque no puede atribuírsele su invención, la Biblioteca del Congreso fomentó ampliamente el uso de fichas catalográficas con el servicio de suscripción, puesto en marcha en 1911 (2).

Los primeros teóricos de la descripción bibliográfica observaron las limitaciones de la ordenación alfabética o cronológica, determinando la necesidad de la ordenación y clasificación temática en los catálogos y listados (y también en los estantes), y desarrollaron sistemas que aún están en uso. Algunos de ellos son el Sistema Decimal de Dewey, cuya primera edición data de 1876 (en la biblioteca del IIE usamos la edición 22), y el Sistema Decimal Universal, basado en el sistema de Dewey pero con otra flexibilidad (también en uso en varias bibliotecas en Uruguay, aunque Dewey es el más popular).

Aunque la clasificación documental es un proceso muy ligado a la catalogación, es en realidad muy diferente y lo desarrollaremos en otra oportunidad en el blog.

Una iniciativa digna de mención que recientemente fue nombrado por la publicación alemana Der Spiegel como el antecesor de Google es el Mundaneo, fundado en 1911 en Bélgica por los abogados Paul Otlet y Henri La Fontaine. La finalidad del Mundaneo era recopilar toda la investigación generada en el mundo en fichas bibliográficas, organizadas temáticamente. En los planes de Otlet también estaba la posibilidad de consultar los archivos del Mundaneo de forma remota, y un sistema de localización y distribución de publicaciones (3) (4).

El primer paso para describir eficientemente obras, fueran libros de una biblioteca o artículos publicados en un conjunto de revistas sobre cierto tema durante un lapso, era tener diseñar formatos que incluyeran la información relevante en la menor cantidad de espacio.

Según las características de las obras conteniendo la información, y las necesidades de los destinatarios de los productos resultantes se crearon los primeros formatos bibliográficos, que se han revisado periódicamente para acompasar los cambios en una y otra parte como vimos en entregas anteriores.

Bibliografía citada:

(1) Wikipedia: Callimachus

(2) Wikipedia: Library catalog – History

(3) Wikipedia: Mundaneum

(4) Meike Laaf. Netzvisionär Paul Otlet: Googles genialer Urahn. Spiegel Online, 20/07/2011

Si tiene consultas sobre cómo elegir o utilizar formatos bibliográficos no dude en acercarse a la Biblioteca, y con gusto responderemos a sus preguntas.

Volver a la página de la Biblioteca.

Formatos (o estilos) bibliográficos

Cuadernos manuscritosHeather Hendricks, via teaching literacy

La semana pasada mencionábamos la finalidad de las citas bibliográficas. Hoy mencionaremos la forma en la que éstas deben presentarse.

Contenido: 1. Introducción, 2. ISO 690, 3. Citas en el texto: Harvard, Número. 4. IEEE, 5. MLA, 6. Conclusiones.

1. Introducción

Es facilmente apreciable incluso para los recién llegados a la literatura académica que las citas bibliográficas siempre figuran en alguna sección del texto, pero con formas distintas. Por ejemplo, algunos textos ponen un numerito y la cita se desarrolla al pie de página. En otros casos, el texto tiene números y las citas están completas al final de la página. En otros, en el texto figura entre paréntesis el apellido del autor y una fecha. ¿Qué tienen en común y qué tienen de diferente estas formas?

2. ISO 690

Lo que todos, o la inmensa mayoría, de los formatos tienen en común está presentado en la norma ISO 690 (actualización más reciente 2010). La norma indica cuál es la información relevante y cómo encontrarla, y explica en qué situaciones debe aplicarse el sentido común. La norma propone cómo utilizar los signos de puntuación y estilos (negrita, itálica), pero lo deja a gusto del usuario. Cualquiera sea la opción, lo que es normativo es el uso consistente de dichas opciones. En 1997 la ISO publicó dos versiones, la 690 y la 690-2; la primera refería a obras impresas y la segunda a electrónicas; la versión 2010 agrupa ambas categorías en un mismo texto normativo.

Algunas indicaciones sobresalientes de la ISO 690, que son válidas para todos los demás estilos:

La información bibliográfica de la obra debe tomarse de la portada (title page), tomando la contraportada, cubierta, sobrecubierta, lomo u otras secciones como fuentes secundarias si la primera no está disponible o no es legible.

Se pueden utilizar abreviaturas (primeros nombres, editorial, etc.) siempre y cuando no oscurezca el dato.

El uso de las mayúsculas debe respetar el uso habitual en el idioma en el que está la fuente. Por ejemplo aunque se describa en español, un libro en alemán debe tener las mayúsculas en la primera palabra y los sustantivos del título.

El uso de la puntuación debe ser consistente. Los segmentos de la cita (autor, título, edición, etc.) deben separarse clara y consistentemente los unos de los otros. En los ejemplos de la norma se usa una determinada puntuación con meros efectos ilustrativos; no forma parte de esta norma.

Aunque de cierta forma la ISO 690 antecede a todos los demás estilos, algunos formatos ampliamente utilizados preceden en existencia a la ISO (como por ejemplo el manual de Kate Turabian, también conocido como “Chicago”). Esto resulta en una mayor consistencia y realismo entre todos los sistemas, ya que están ampliamente informados de las diferentes realidades y problemas que encuentran los usuarios de los formatos, y de los cambios que estos han introducido para acompasar la evolución de las fuentes bibliográficas.

3. Citas en el texto

Durante el desarrollo de un concepto muy frecuentemente el autor debe referirse a obras ajenas. Si bien dichas obras son descriptas en detalle al final del texto, con el objetivo de facilitar al lector su localización de forma inmediata el autor debe indicarlas de alguna manera inequívoca.

Existen básicamente dos formas de hacerlo, y normalmente el estilo indica cuál elegir (veremos más abajo dos).

Una forma es la llamada Harvard, que consiste en incluir entre paréntesis al autor y año de publicación. Si el nombre del autor cabe en la redacción de la oración, entonces es sólo la fecha lo que va entre paréntesis. Si hay varias publicaciones del mismo autor y mismo año, se diferencian agregando una letra minúscula a partir de la segunda cita. Por ejemplo sería (García, 2010), (García, 2010a). En las referencias al final debe respetarse esa nomenclatura para el año.

La otra forma es un número inserto en el texto que refiere a un ítem de la bibliografía. Algunos formatos indican que la bibliografía debe ordenarse según mención en el texto, mientras que otros indican que debe ordenarse alfabéticamente y citar utilizando el número correspondiente.

4. IEEE

Los usuarios de la Biblioteca del IIE están muy familiarizados con el formato de citas de la Institution of Electrical and Electronic Engineers, (IEEE pronúnciese “i triple e”). Este formato fue creado por la institución para unificar la bibliografía de todas sus publicaciones periódicas y congresos (ya mencionamos algunas de sus características anteriormente).

Dado que esta institución sólo publica en ingeniería y aplicaciones (geografía, medicina), el tipo de materiales que cita son relativamente homogéneos: libros técnicos y sus capítulos, artículos de prensa especializada, normas, informes, presentaciones de congresos, y muy ocasionalmente materiales cartográficos. Son fuentes muy inusuales en este tipo de literatura las comunicaciones personales, fotografías, archivos de video, libros incunables o raros, por lo que no están atendidas en la normativa. (Nota: son usados como objeto de la investigación, pero no se toma información de los mismos y no se estila citarlos).

Este formato fue creado para materiales de pocas páginas de extensión y parte de obras seriadas o colectivas (revistas o congresos). Por este motivo solo cuenta con sección de “Referencias bibliográficas” y no “Bibliografía consultada”, y apunta a la brevedad y concisión máximas. En el texto las referencias deben introducirse en la gramática de la oración utilizando si es posible números, y obliga a reducir a los nombres autores a iniciales y un solo apellido, salvo que sea compuesto, aunque se deben incluir todos los autores. Las referencias se ordenan según aparecen en el texto con números arábigos entre paréntesis rectos, y los datos de la referencia se separan con comas. Se incluyen todos los autores, y se abrevian los títulos de las revistas citadas.

En general este formato busca ahorrar la mayor cantidad de espacio posible utilizando abreviaturas y siglas, y apunta a la simplicidad utilizando solamente comas. El formato incluye muchas indicaciones sobre cómo redactar el artículo, pero no nos parece relevante mencionarlas aquí.

5. MLA

El formato creado por la Modern Language Asociation está diseñado con las ciencias humanas y sociales en mente, por lo que observa tipos de materiales ignorados por la IEEE.

MLA está pensado para estudiantes universitarios, y al igual que IEEE incluye muchas consideraciones sobre la presentación (tamaño de la fuente, interlineado, márgenes, etc.) que no observaremos aquí.

Algunas características sobresalientes de MLA: los grupos de datos (autores, título, editorial, etc.) se separan con puntos.

Para los libros, los autores se ponen apellido coma espacio nombre, el título se escribe en itálicas, luego la ciudad, espacio, dos puntos, espacio, editorial, coma, espacio, año de edición, punto. Forma de publicación.

Para las revistas y capítulos de libros, el título del artículo o capítulo se pone entre comillas, (abre comillas, título en itálica, punto, cierra comillas), e inmediatamente el título de la obra mayor en itálicas.

MLA no abrevia los títulos de las revistas y pone la fecha de forma completa.

6. Conclusiones

Existen varios acercamientos al problema de dar crédito a quien lo merece en el campo de la investigación científica mediante las citas bibliográficas. Los diferentes estilos buscan resolver los diferentes problemas de cada comunidad científica, pero no son muy distintos en lo esencial.

La mayoría de los formatos que conocemos se basan en la ISO 690 o en el de Chicago, que no mencionamos aquí, pero las diferencias son ajustes a las características de cada realidad.

En definitiva lo que cuenta, realmente es: que estén todos los datos, que sean distinguibles sin lugar a error, y que estén expresados de forma consistente.

Leer más:

Excerpt ISO 690, 1987 Excerpt ISO 690-2

Purdue Online Writing Lab: MLA Format

IEEE Style Manual

Anglia Ruskin University: Formato Harvard

Video: In-text citations (audio y figuras en inglés, los conceptos de las imagenes son muy claros).

Volver a la página de la Biblioteca.

¿Qué es el depósito legal?

Ryan Lau via teaching literacy

Todas las imprentas del Uruguay están obligadas a entregar 4 ejemplares de sus impresos en la Biblioteca Nacional en los 30 días siguientes a la fecha de publicación. Es responsabilidad de la editorial verificar que esté cumplido, y cuando se trata de una edición e impresión casera, el autor mismo es el responsable.

Esto es para que haya un ejemplar para archivo y otro para consulta en la Biblioteca Nacional, así como ejemplares para consulta en la Biblioteca del Palacio Legislativo y la Universidad de la República.

El objetivo del depósito legal es, pues, que toda la producción bibliográfica de una nación esté disponible en un mismo lugar. No es casual que este lugar suela ser su biblioteca nacional.

La disponibilidad al público de las obras en estas bibliotecas no garantiza per se que las obras estén protegidas por el derecho de autor ni que sean identificables de modo uniforme con un ISBN u otro número.

La ley señala algunas excepciones (volantes, afiches, etc.), pero personalmente opinamos que es un error y que también ellos deberían conservarse, en la Biblioteca Nacional u otra institución.

Leer más:

Biblioteca Nacional, oficina de Depósito Legal

Ley 13.835 en parlamento.gub.uy (el artículo relevante es el 191)

Sistema de Bibliotecas de la Universidad de la República

Volver a la página de la Biblioteca.